martes, 10 de junio de 2014

Mary Parker FOLLET.

El Rincón del SuekoHola mis queridos lector@s de El Rincón del Sueko. Hoy me gustaría volver a los Clásicos de Administrción hablando de la figura de Mary Parker Follet. Follet (1868-1933) tal y como nos dice Wikipedia fue una trabajadora social, consultora y autora de libros sobre la democracia, las relaciones humanas y la administración. Trabajó como teórica de la administración y la política, introduciendo frases tales como resolución de conflictos, poder y autoridad y la labor del liderazgo.

Hizo notables aportes al pensamiento administrativo, donde se le ubica en la rama conocida como Escuela de las Relaciones Humanas, al poner la mira en la participación de los trabajadores en la organización y en las metas comunes con los ejecutivos o lo que se ha dado en llamar Gerencia Participativa.

1. La administración como profesión.

Actualmente la administración de las empresas tiende a cambiar hacia una manera científica y racional, esto lo podemos ver en números signos como que diferentes departamentos requieren diferentes clases de conocimientos; o disminuir la autoridad arbitraria para darle poder al que tenga más conocimiento sobre las cuestiones a tratar; o el adiestramiento de directivos; o el pensar que el administrador ha de conjuntar departamentos cuando su tarea es coordinarlos; o bien por otro lado, el cambio hacia un control consciente de las fuerzas productivas para economizar recursos que son escasos; o el hecho de que los hombres de negocios dirigen el mando substituyendo la lucha por el pensamiento; por otra parte se toma la administración como parte básica del negocio.

¿Cuáles son los pasos a seguir? En primer lugar aplicar la norma científica a todas las partes de la administración del negocio, realizar experiencias con las personas para mejorar su cooperación. Por otro lado, se debe tener bien claro cuál es la base científica. También debemos tener un buen registro, claro y sencillo, sobre las antiguas experiencias realizadas y sobre los datos de la propia empresa, para así, con la experiencia mejorar la administración de la empresa. También se busca la colaboración con otros registros de otras empresas.

Como conclusión hemos de tomar la administración de empresas como una profesión de los hombres en la que han de estar perfectamente adiestrados y disciplinados, para desarrollar de la mejor manera sus funciones para beneficiar tanto a la empresa como a la sociedad.

2. Coordinación.

En las empresas la debilidad mayor se encuentra en la relación de departamentos. Es necesario que haya unas buenas relaciones entre los departamentos para crear una buena coordinación y conseguir el éxito de la empresa. Una manera de llevarlo a cabo es a través de un sistema de funcionamiento cruzado.

Donde existe contacto directo hay mucha menos probabilidad de malentendido entre las personas responsables, hemos de ver las diferencias que hay entre secciones o departamentos, tipos de personal, etc. para tratar de solucionarlo.

Existen tres maneras de salvar las diferencias: por imposición, una gana por encima de la otra; por transacción, tanto una parte como la otra ceden un poco en la conducta; por integración, llegar a una solución que engloba las dos diferentes sin ceder ninguna de las dos partes; se ha de llegar a una tercera forma de resolver el problema.

Si un ejecutivo no puede integrar las diferentes políticas en su empresa no puede hacer que sus trabajadores se unan en una política determinada.

Este método se puede utilizar cuando hay quejas entre dos subordinados. También aparece en la coordinación de jefes y expertos, lo cual, es muy importante para numerosas facetas de la empresa. Una tercera faceta de la coordinación consiste en que la práctica de negocios actual muestra un mayor sentido de responsabilidad colectiva. Hemos de conseguir que la mentalidad de la gente no sea la de personas asalariadas, si no que sea de personas que luchan por la empresa como si fuera suya.

3. Los elementos esenciales del mando.

El hecho de ser una persona agresiva no supone el tener una cualidad esencial para el mando, sino que puede ser perjudicial. El hombre de negocios duro no es el tipo de liderazgo administrativo aceptado universalmente. Requisitos del mando:

  • Conocimiento completo de su labor, cada uno se ha de especializar en su labor.
  • Los jefes de mando han de saber como emplear su conocimiento, como relacionarlo y como integrar una situación total.
  • Ha de saber también como organizar todas las fuerzas existentes en una empresa para conseguir el fin.
  • Ha de saber controlar las pequeñas situaciones y aprender de las experiencias acumuladas del grupo y su evolución en general.
  • El jefe de mando debe buscar nuevas ideas, experiencias, pero siempre desde una base sólida y sin riesgos. 

El mando no recae totalmente sobre la personalidad de las personas, sino que también radica en los hechos, las aspiraciones, los fines y los hombres. Los miembros del grupo deben ayudar a mantener la situación.

Cosas que  pueden hacer las personas para ayudar a sus jefes de mando:

  • Informar de sus problemas a los jefes.
  • Informando o retirando órdenes para su corrección.
  • La lealtad al jefe se debe por un propósito común entre jefes y subordinados no por signos de obediencia.

Por otro lado, el jefe debe enseñar a los subordinados cómo controlar las situaciones de los que son responsables. Además el Jefe debe predicar con el ejemplo. Para acabar el tema de hoy, dejo un interesante vídeo que nos habla sobre Mary Parker FOLLET.




Espero que este post haya sido de vuestro interés. Me encantaría, más que nunca, ver vuestras valoraciones y leer vuestros comentarios a través de las herramientas que este blog pone a vuestra disposición.
    Muchísimas gracias a tod@s. ¡Salu2! 👍

    #rincondelsueko en Twitter, Facebook, Flipboard y Google+

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario