sábado, 1 de octubre de 2016

Las ventas en corto.

Hola mis queridos lector@s de El Rincón del Sueko. Nada habitual, lo sé. Pero justamente por eso, hoy presento un tema financiero bursátil: qué se entiende por ventas a corto.

Las ventas en corto (en inglés short selling) son aquellas operaciones bursátiles en las que, si las acciones se deprecian, el inversor gana dinero. Es una estrategia usada por los inversores que creen que el precio de un activo, tales como acciones, divisas o los contratos de petróleo, se caerá. Se trata, pues, de una estrategia que usan los inversionistas para poder ganar dinero cuando el precio de la acción está bajando o cuando el mercado completo está perdiendo valor.

Vamos a intentar dar una definición o explicación lo más clara posible de qué es este término financiero:
Consiste en vender títulos que son tomados en préstamo, porque se calcula que perderán su valor en el corto plazo. Una vez devaluados, se recompran para devolvérselos al dueño. Por tanto, la diferencia entre el precio de venta y el de recompra se materializa en la obtención de beneficios.
Las ventas en corto tienen algunos beneficios:

  • Ayudan a que los precios se muevan más rápida-mente, para expresar el valor correcto del mercado.
  • Hacen que malas noticias sobre los rendimientos futuros de una empresa se vean reflejadas más rápidamente en el precio de las acciones de dicha empresa.
  • Facilitan la rápida revelación del verdadero precio de los activos.

Dentro del lenguaje bursátil hay dos conceptos básicos: ir largo e ir corto. El que va largo gana si la Bolsa sube; el que va corto gana si la Bolsa baja. La fórmula más sencilla de ir a corto es el alquiler de acciones. El broker que juega a corto pide prestadas acciones, con el compromiso de devolución en un periodo establecido. Su objetivo es vender las acciones caras y recomprarlas baratas para devolverlas. Para lograr hacer esta operación, el operador en corto busca a un inversor que no quiere vender sus acciones y le ofrece una rentabilidad vía alquiler sobre aquellas acciones que tiene paradas. Este complejo sistema es una de las formas más sencillas de ir a corto, aunque se puede apostar a la baja en Bolsa con otros mecanismos como, por ejemplo, los futuros.

Wikipedia. La imagen representa una venta corta en dos pasos.

No obstante, ¿por qué se prestan acciones para jugar en Bolsa a corto? Del dinero que puede llegar a ganar el inversor a corto, una parte la dedica a pagar el alquiler de las acciones. Quien va a corto convence al inversor de que quiere mantener los títulos que las acciones van a depreciar y que si se las alquila, por lo menos tendrá un ingreso. Sin embargo, el inversor que va a largo en Bolsa confía en que las acciones, finalmente, se revalorizarán, pero se aprovecha de la tendencia bajista para sacar un dinero extra (el que le pagan por el alquiler los que van a corto).



Las acciones pueden subir y bajar, independientemente de si hay posiciones cortas o no. Sin embargo, las posiciones cortas suponen una presión adicional para que las acciones se desplomen.

La Bolsa funciona mejor si es líquida. Una Bolsa en la que no se pueden vender y comprar acciones carece de sentido, por lo que en los últimos años se han buscado nuevos mecanismos que ayuden a que el volumen de acciones negociadas aumente cada día. Si las posiciones especulativas solo se pueden colocar para aumentar el precio de las acciones, el volumen de los mercados sería mucho más reducido del actual, por lo que se autorizaron las posiciones cortas, en pro de un aumento de la liquidez.

Los brokers, por su parte, tienen como objetivo único ganar dinero a corto plazo. Estos se colocan cortos o largos, apostando a que baje o suba la acción. Dentro de los grupos de brokers hay actuaciones a corto o a largo plazo, y cuando estos compran acciones a largo plazo también deciden si se colocan cortos o largos.

Para acabar, un buen vídeo explicativo de lo que es la venta a corto y de cómo funciona.


NOTA: El 23-07-2013 el diario económico Cinco Días publicaba la siguiente noticia: La CNMV prohíbe las ventas a corto sobre acciones españolas durante los próximos tres meses, noticia que dado el tema que hemos explicado hoy sirve de claro ejemplo del riesgo que implica este tipo de operaciones para el mercado financiero.


Espero que este post haya sido de vuestro interés. Me encantaría, más que nunca, ver vuestras valoraciones y leer vuestros comentarios a través de las herramientas que este blog pone a vuestra disposición.

Muchísimas gracias a tod@s. ¡Salu2! :-)

#rincondelsueko en Twitter, Facebook, Flipboard y Google+


No hay comentarios:

Publicar un comentario