viernes, 12 de mayo de 2017

El transporte internacional.

Hola mis queridos lector@s de El Rincón del Sueko. El transporte internacional de mercancías es un eslabón clave de la logística y un aspecto fundamental en el comercio exterior para que la operación comercial pueda llegar a buen fin, presentando en tiempo y lugar adecuados los productos objeto de nuestra venta internacional.

Una gestión eficaz del proceso de transporte requiere conocimientos adecuados y el desarrollo de un proyecto completo que tenga en cuenta los numerosos aspectos técnicos, económicos, comerciales y jurídicos.
El transporte constituye una actividad económica esencial, mediante el cual se acercan las materias primas a los centros de producción de éstos los productos manufacturados a los centros de distribución y a los consumidores.
Cuando se contrata el transporte internacional hay que tener en cuenta los siguientes aspectos fundamentales para elegir entre medios de transporte diferentes:

  • Fiabilidad: se incluyen en este concepto la rapidez y la seguridad del servicio.
  • Características físicas de la mercancía: estas determinan el tipo de vehículo a utilizar. En particular, es muy importante el volumen de la mercancía, así como su valor y sus características de caducidad.
  • Accesibilidad: posibilidad de que el medio de transporte seleccionado pueda llegar en condiciones favorables a su destino.
  • Precio: se han de considerar, además del precio del transporte en sí, los costes de gestión y obtención de documentos, almacenamiento, suplementos y recargos, manutención terrestre de la mercancía, carga y descarga, estiba y desestiba, derechos y documentos aduaneros, seguro, etc.

La gestión del proceso de transporte se puede dividir en dos fases fundamentales: la fase de preparación y la fase de ejecución. En la primera se tratan los aspectos de preparación y protección física y jurídica de la mercancía, es decir los de embalaje y manipulación y los de la responsabilidad y del seguro. La segunda, la fase de ejecución, incluye el examen del movimiento de la mercancía en los vehículos bajo los aspectos técnicos, comerciales, jurídicos y documentales.

rincondelsueko

Además, cabe diferenciar las personas físicas o jurídicas que intervienen en las operaciones de transporte y que son las siguientes:

  • Operador logístico: organiza las actividades logísticas de sus clientes, como aprovisionamientos, distribución, almacenaje y control de inventario, despacho aduanero, transporte, etc.
  • Transitario: se ocupa de la gestión del transporte internacional y del que se realiza en régimen de tránsito aduanero, coordinando todos los aspectos.
  • Consolidador o grupajista: se ocupa de reunir pequeñas cantidades de mercancías de diversos clientes, con origen y destino próximos a los centros de carga, agrupándolas para que su transporte pueda ser rentable.
  • Operador de transporte de carretera: mediador entre cargadores y transportistas, que actúa como cargador frente al transportista y como transportista frente a cargador.
  • Armador o naviero: propietario de un buque.
  • Consignatario: representante contratado por un armador para que atienda a su buque en las operaciones que precise en un puerto.
  • Estibador: se ocupa de las operaciones de carga, estiba y trincado o sujeción de las mercancías en un buque.
  • Fletador: aquel que contrata la utilización de un buque.
  • Agente de carga aérea (agente IATA): compañía especializada en gestionar los transportes aéreos de sus clientes.
  • Compañía de manipulación o handling: se ocupa de las mercancías en las terminales aéreas de carga, así como de la carga y estiba en los aviones.

Preparación de la mercancía.

rincondelsuekoLa preparación de la mercancía incluye tanto las técnicas de protección física como las de protección jurídica-económica de la misma.

La protección física contempla conceptos como el envase y el embalaje, que dosifican y protegen el producto respectivamente; la manipulación, la estiba (colocación idónea de las mercancías en el medio de transporte) y el almacenaje. Estas cuestiones se elegirán según las características del producto, de la geografía, el clima y la duración del transporte.

En cuanto a embalajes, los más empleados son los UTI, Unidades de Transporte Multimodal, que mantienen agrupada la mercancía desde el origen al destino. Estos embalajes son los siguientes:

  • Paleta o palé: plataforma de madera, plástico o aleación ligera que permite agrupar la mercancía sobre ella, envolviendo todo con una funda de polietileno. Las más empleadas son la universal (1.200 x 1.000 mm) y la europaleta (1.200x 800 mm).
  • Contenedor: cajón sujeto normativa internacional, permanente y de fácil manejo para carga o descarga. Según sea el transporte marítimo o aéreo, se distinguen dos tipos: contenedor ISO, para transporte multimodal de base marítima, rectangulares y apilables; y contenedor IATA, para transporte multimodal de base aérea, por lo que se amolda a las características de estos.
  • Caja móvil: parecido al contenedor ISO, pero empleado en el transporte combinado ferrocarril-carretera, no apilable y normalizado por el CEN.

Por su parte, la protección jurídico-económica consiste en la firma de una póliza de seguro que suponga que si hay algún daño, se indemnice al asegurado o a un tercero (beneficiario).

Comercialización del transporte.

Hay tres formas de contratación de transporte: libre, línea regular y consolidación o grupaje.
La contratación libre se emplea para el transporte de grandes volúmenes mediante el alquiler de medios de transporte completos. Si se trata de contratación en transporte marítimo, se denomina fletamento; en carretera, transporte discrecional; en el ferroviario, transporte facultativo; y en el aéreo, chárter.

La línea regular es un régimen adecuado para volúmenes menores, donde haya itinerarios ya establecidos, con frecuencias fijas y sujetos a tarifas públicas, compartido con otros cargadores.

Por su parte, la consolidación o grupaje se utiliza para pequeñas cantidades de mercancías para las cuales no resultan rentables ninguno de los otros dos formatos. En definitiva, se trata de agrupar mercancías compatibles de diversos cargadores con origen en una zona determinada del país de expedición, que se transportan a la misma zona de destino. Esta operación es realizada en todos los medios de transporte normalmente por compañías especializadas, denominadas consolidadores de carga o grupajistas, normalmente transitarios que reservan espacio de carga en vehículos de línea regular para ofrecérselo a sus clientes.

Selección de medios de transporte.

Cada medio de transporte tiene sus ventajas y sus desventajas respecto a los otros, es importante conocer estas características y elegir el medio que más se adapta a la operación comercial que se va a efectuar:
  • Carretera: es el único medio capaz de efectuar el transporte puerta a puerta sin necesidad de transbordos. Su capacidad es más limitada que la del buque o el ferrocarril, y su rapidez es considerable. Es más adecuado en las pequeñas y medianas distancias.
  • Ferrocarril: muy favorable para el transporte de grandes masas por trenes completos, tiene mayor capacidad que el transporte por carretera, aunque su rapidez suele ser inferior, si bien ha mejorado considerablemente. Como el transporte por carretera, es adecuado para pequeñas y medianas distancias.
  • Marítimo: es el medio más empleado en el tráfico internacional de grandes volúmenes de mercancía (contenedores) y medias-grandes distancias. Como nota informativa importante dejo este link del diario EL País cuyo titular es "El comercio marítimo mundial navega a un ritmo insostenible. Las grandes navieras han aumentado sus flotas en plena caída de la demanda, lo que las aboca a un futuro incierto."
  • Aéreo: en crecimiento constante, es el medio más rápido y el más adecuado para mercancía perecedera, urgente, de alto valor, etc. Tiene tarifas cada vez más competitivas.
  • Multimodal: es aquel transporte que utiliza más de un medio de transporte de los anteriores para mover la mercancía del origen al destino. Prácticamente todo el transporte de mercancías actual es multimodal, pues ofrece la ventaja de agrupar las mercancías en unidades de Transporte Intermodal (UTI), como contenedores, cajas móviles y otras, lo que abarata costes, facilita los transbordos, reduce daños y simplifica la documentación.

Lógicamente, los costes logísticos se han de tener en cuenta en la selección del transporte. Estos costes se pueden clasificar de diversos modos. Para el operador logístico se diferencia entre costes fijos y variables, siendo los fijos los gastos adquisición y amortización de vehículos, inversión en terminales propias, personal seguros y administración; por su parte, los variables contemplan los costes de combustible y energía, uso de terminales ajenas, alquiler de almacenes o equipo, mantenimiento, dietas del personal, peajes y operaciones.


Desde el punto de vista del usuario, se distinguen los costes directos, indirectos e intangibles. Entre los costes directos destacan el flete, el seguro, el embalaje, la manipulación y estiba, almacenaje, tarifas de terminales, impuestos y cánones. Los indirectos son los derivados de la inmovilización del capital o de las penalizaciones a que esté sometida la operación; y el intangible se refiere al coste futuro de riesgos, como la pérdida de un cliente.


Los distintos modos de transporte presentan costes diferentes que habrá que tener en cuenta para seleccionar en cada caso el más apropiado:
  • Transporte por carretera: tiene los costes fijos más bajos de todos los medios, pues las compañías no necesitan invertir en infraestructura, los vehículos no son excesivamente caros y las operaciones de terminal emplean equipos sencillos. Sin embargo, los costes variables suelen ser elevados, debido a los muchos impuestos que se cargan sobre el carburante, los peajes, etc., así como los gastos en dietas de viaje de personal y el mantenimiento de los vehículos.
  • Transporte ferroviario: tiene costes fijos elevados (construcción y mantenimiento de la red, vehículos, etc.), pero los costes variables (combustible, mantenimiento, impuestos, etc.) son proporcionalmente menos importantes que en otros medios.
  • Transporte marítimo: tiene elevados costes fijos, pues la construcción de un buque supone una elevada inversión. Tiene la ventaja que tanto el mar como los puertos son bienes de uso públicos y los costes variables son relativamente bajos.
  • Transporte aéreo: cuenta con una estructura de costes similar a la del transporte marítimo, tanto en inversiones como en uso de terminales aeroportuarias.
  • Transporte multimodal: tiene una estructura de costes que participa de las de los demás medios. Sin embargo, cuenta con elevados costes fijos en terminales y sistemas de información, así como en vehículos y equipamiento fijo y móvil



rincon del suekoEspero que este post haya sido de vuestro interés. Me encantaría, más que nunca, ver vuestras valoraciones y leer vuestros comentarios a través de las herramientas que este blog pone a vuestra disposición.
    Muchísimas gracias a tod@s. ¡Salu2! 👍

    #rincondelsueko en Twitter, Facebook, Flipboard y Google+


    No hay comentarios:

    Publicar un comentario