sábado, 29 de julio de 2017

El coaching.

CoachingSaludos a todos los lector@s de El Rincón del Sueko. Hoy vamos a hablar de uno de los términos que están más de moda hoy en día: el coaching, y lo haremos referido al entorno empresarial.

Según la definición de la ICF (International Coach Federation), «el coaching es una relación profesional continua, que ayuda a obtener resultados extraordinarios en la vida, la profesión o los negocios». El coaching parte de la idea de que cada persona es experta en su vida; ningún coach le va a arreglar la vida a nadie, ni le va a dar consejos, pero sí es un experto en acompañar procesos de cambio. Es una de las actividades profesionales más enriquecedoras, por los cambios que se pueden llegar a producir.

Hace años se pensaba que el coaching era solo para ejecutivos de alto nivel y de multinacionales, pero, poco a poco, la gente se ha dado cuenta de que no es así, de que todas las personas pueden tener un coach en algún momento de su vida, sobre todo cuando hay que tomar ciertas decisiones que no se terminan de ver claras, o se está pasando por momentos angustiosos o de cambio.

En este sentido, el objetivo principal del coaching empresarial es: elevar el nivel de efectividad de los individuos y de la empresa, para el logro de sus metas y el alcance de niveles superiores en se desempeño.

El coaching sirve para todo. A nivel profesional hay empresarios que lo necesitan para que les ayuden a comprender la mejor forma de gestionar su empresa; a modificar su forma de ejercer el liderazgo, o a saber cómo automotivarse.

También está la «soledad» del empresario en su día a día a la hora de tomar decisiones, pues hay temas que no es conveniente comentar; con el entorno familiar, porque puede que estén «aburridos» de oírles hablar de su actividad; con los compañeros o amigos porque todos pueden tener problemas, y no están para escuchar a otros, y con los empleados, porque hay temas delicados que les pueden afectar o que no tienen por qué comentarles, como, por ejemplo, si no gestiona de la forma más adecuada su tiempo, si tiene dificultades para tomar ciertas decisiones o si no termina de saber comunicarse adecuadamente.


Para que el coaching funcione realmente tienen que cumplirse dos condiciones: en primer lugar, ha de existir una plena confianza entre las dos partes, para poder hablar clara y sinceramente de los temas que surjan. El coach es un experto en escuchar, sin juzgar ni criticar, sabiendo hacer preguntas que ayuden al cliente a darse cuenta de su situación de una forma objetiva. Es una clara aplicación del método socrático de la mayéutica.

Y en segundo lugar, el cliente tiene que comprometerse a hacer lo que va surgiendo como resultado de las sesiones, porque está demostrado que sin acción el coaching no sirve. Ahora bien, en ningún caso se puede confundir con terapia o psicoterapia.


Asimismo, hay personas que en algún momento de su vida se encuentran como perdidas y no tienen claros qué objetivos pueden plantearse, bien por algún tema profesional, o por cuestiones personales, y aquí el coach está para ayudarles a que se planteen o replanteen unos objetivos válidos, en función de sus valores y de los resultados que quieran obtener.

En definitiva, el coach da seguridad y apoyo, ayudando a las personas a que se den cuenta de las creencias limitantes que se tienen y que son las que están impidiendo que consigan tener una vida plena, satisfactoria y feliz. Y, dada la situación de crisis actual, es el mejor momento para contratar un coach que apoye al empresario/profesional/emprendedor a vivir más plenamente su vida y la actividad profesional que esté desempeñando.

Para finalizar el post de hoy, vamos a ver un interesante vídeo animado que nos explica qué es el coaching empresarial:



rincon del suekoEspero que este post haya sido de vuestro interés. Me encantaría, más que nunca, ver vuestras valoraciones y leer vuestros comentarios a través de las herramientas que este blog pone a vuestra disposición.
    Muchísimas gracias a tod@s. ¡Salu2! 👍

    #rincondelsueko en Twitter, Facebook, Flipboard y Google+


    No hay comentarios:

    Publicar un comentario