martes, 15 de agosto de 2017

Mascagni, Cavalleria rusticana y el verismo.

El Rincón del SuekoHola mis queridos lector@s de El Rincón del Sueko.  El 2 de agosto de 2017, hace 72 años, moría Pietro Mascangi, autor de Cavalleria Rusticana, a las 7:15 de la mañana en el Hotel Plaza de Roma. No he dudado ni un momento en querer dedicarle un pequeño homenaje al autor de esta pequeña gran obra que contiene el famoso "intermezzo".

Una ópera que se encuadra dentro de la corriente del "verismo" que, como veremos, tiene un estilo completamente distinto al de la ópera inmediatamente anterior, tanto a nivel de argumento como a nivel musical.

El verismo.

Giuseppe Verdi tuvo una larga carrera: comenzó componiendo bel canto influido por Rossini, inmediatamente ingresó en el romanticismo, siguiendo a Bellini y sobretodo a Donizetti y, poco a poco, él mismo fue evolucionando y fue dejando de lado los aspectos más idealistas del romanticismo, los valores de "capa y espada", y fue creando situaciones y conflictos cada vez más realistas, protagonizadas por personajes cada vez más reales y más desarrollados desde un punto de vista psicológico.

Los personajes ya no son buenos o malos, sino las dos cosas a la vez. Y las situaciones que le interesan plantear ya no son las propias de la edad media, sino las propias del tiempo que vive. Si esto es así, es decir, si las óperas de Verdi son cada vez más creíbles y más realistas, e intentan reflejar cada vez más los problemas de la gente de la calle, quiere decir que sontambién más dramáticas, porque reflejan situaciones las cuales el público se puede identificar más. Esta tendencia progresiva a la realidad, iniciada tímidamente por Verdi, acabará poniendo de moda lo que se denomina como "verismo".

Además de esta de esta evolución en los argumentos, y paralelamente a ella, se produce también una evolución musical orientada en la misma dirección. Se va progresivamente a buscar una orquesta cada vez más potente y que sea capaz de reforzar y realzar el dramatismo de la acción.

Se podría decir que el verismo es como el extremo final del romanticismo. Por ejemplo, aún valora, casi por encima de todo, el amor y la pasión amorosa como causa de la destrucción personal. Lo que sucede es que, en el verismo, esta idea se expresa de una manera mucho más violenta. Lo que quieren los veristas es enseñar la cara más oscura, l parte más baja del ser humano, las bajas pasiones e instintos, las injusticias más descarnadas que la sociedad comete, la pobreza, la miseria material y espiritual de muchas personas, el odio, etc.

Por otro lado, como se pretende reflejar el mundo real, sus protagonistas son gente de la calle: se han acabado los príncipes, reyes, los nobles y los dioses. Los protagonistas de las óperas veristas son gente absolutamente normal y más bien de condición popular.

Características musicales del verismo.

La narración musical no sigue ningún esquema previo, la música avanza por donde quiere el compositor, sin seguir ninguna estructura previamente determinada. En el verismo se han acabado las estructuras previamente determinadas como la escena (recitativo + aria + cabaletta).

En el verismo las arias están insertadas dentro de la música, y en muchas ocasiones no se distingue, exactamente, cuando comienza y cuando acaba. Por otro lado, se distingue una cierta influencia de Wagner al haber, de forma más contenida un leitmotiv.

La Boheme - G. Puccini

La forma de cantar en el verismo es muy distinta a la del bel canto sin sus ornamentaciones. el atractivo de su canto vendrá por la fuerza dramática o por los sentimientos que sea capaz de generar en el espectador, no de las florituras vocales. Al ser también orquestas más densas los cantantes que interpretan estas óperas han de tener una voz muy potente para que se les escuche, a pesar del volumen de la orquesta.

Cavalleria rusticana de Pietro Mascagni.

Pietro Mascagni nació en Livorno, y realizó estudios con el compositor Alfredo Soffredini. La obra más popular de Mascagni es la ópera Cavalleria Rusticana. Escrita en sólo dos meses y basada en una obra del escritor italiano Giovanni Verga, es un exponente del estilo de ópera italiana denominado verismo, que subraya el comportamiento violento de los personajes sometidos a una gran tensión emocional. Cavalleria Rusticana tiene libreto de G. Menasci y G. Targionni-Tozzetti, y se estrenó en Roma en 1890.

Cavalleria Rusticana.

El éxito de Pietro Mascagni con el verismo influyó en el compositor italiano Ruggiero Leoncavallo. Mascagni compuso 17 óperas, aunque sólo Cavalleria Rusticana y L'amico Fritz (1891) se mantienen en el repertorio musical actual. Otras óperas fueron Il piccolo Marat, Guglielmo Ratcliff, I Rantzau, interpretada por la famosa cantante Nellie Melba en el Covent Garden, y Nerone (1935) que era un tributo a Benito Mussolini, ya que Mascagni había aceptado ser el músico oficial del régimen fascista. Murió en el hotel Plaza de Roma cuando, desilusionado, se encontraba en la indigencia.

Cavalleria Rusticana.

Cavalleria rusticana (título original en italiano; en español, Nobleza rústica o Caballerosidad rústica) es un melodrama en un acto con música de Pietro Mascagni y libreto en italiano de Giovanni Targioni-Tozzetti y Guido Menasci, basado en un relato del novelista Giovanni Verga. Se estrenó el 17 de mayo de 1890 en el Teatro Constanzi de Roma.

Tras un preludio breve, la ópera empieza a telón bajado con la interpretación de una serenata que Turiddu canta a una joven llamada Lola. El fragmento en cuestión es parecido al estilo de las célebres "napolitanas" ("O Lola,c'hai di latti la cammisa"... Oh Lola,cuya camisa es blanca como la leche").

O Lola, ch'ai di latti la cammisa ( Franco Corelli )

Cuando se levanta el telón observamos una plaza pública vacía con una iglesia con las campanadas repiqueteando y una taberna donde está Mamma Lucia trabajando. La gente va llegando a la plaza ("Gli aranci olezzano"/"In mezzo al campo") para entrar en la iglesia. Una de las personas es Santuzza, novia de Turiddu, que acude a la taberna para poder hablar con Mamma Lucia, madre de su enamorado, ya que lo está buscando. Desde un principio, observamos un poco de reticencias de la madre para responder a Santuzza sobre el paradero de su hijo. Al final, le dice que se ha ido fuera a buscar vino, pero Santuzza no lo cree y lo niega con una actitud celosa.

La llegada de Alfio, marido de Lola, propone un tono más jovial ("Il cavallo scalpita" El caballo trota) que rompe un poco con la tensión, pero sólo es un espejismo. La entrada en la taberna de Alfio y la conversación siguiente confirma a Mamma Lucia que Turiddu no ha marchado a comprar vino, sino que estaba cerca de la casa de Alfio. La escena de la iglesia es impresionante y, sobre todo, el "Innegiamo" cantado por Santuzza, que ha acudido a la iglesia.  Fuera de la iglesia, Mamma Lucia le pide a Santuzza que le diga el porqué de hacerle un gesto de callar cuando hablaba con Alfio. Santuzza le explica que Turiddu ha vuelto con Lola, anterior novia de él, y por ello la ha abandonado ("Voi lo sapete ,o Mamma").

Turiddu le ha robado el honor como Lola lo ha hecho con Alfio. La llegada de Turiddu ("Tu qui,Santuzza") alcanza grandes momentos de tensión a lo largo de todo el dúo. Se observa que él, cada vez, se siente más indignado y ella oscila entre los celos y un amor que siente apagado. Lola aparece ("Fior di giaggiolo"...Flor de gadiolo) y la situación no mejora ya que Santuzza le insinúa "que los que no han pecado deben ir (a la iglesia)" en referencia al romance de Turiddu y Lola. La ruptura entre Santuzza y Turiddu es tan clara que se observa como los ruegos de ella quedan en nada ante él, bastante ofendido, por cierto y sin intención de perdonarla por sus arrebatos de celos. Cuando Turiddu entra en la iglesia, aparece, en mala hora, Alfio llegando a la plaza. Santuzza le revela toda la verdad entre Lola y Turiddu, lo que provoca la cólera del marido mancillado y sus ansias de venganza.

Intermezzo de Cavalleria rusticana

Tras el brillante intermezzo, la gente sale de la iglesia y Turiddu les invita a tomar un sorbo en la taberna mientras canta de forma festiva en honor al vino ("Viva el vino spumeggiante"...Viva el vino espumeante) al tiempo que los aldeanos acompañan con sus "viva". La alegría desaparece con la llegada de Alfio, desafiante, que provoca la marcha de todos los que estaban en la taberna, incluida Lola, preocupada por el tono de voz de su marido. Turiddu muerde la oreja a Alfio como señal de aceptar el desafío y le confiesa que es culpable y "que se dejaría matar como un perro".

Alfio le insta a que aparezca "detrás del huerto". El último gran momento de esta ópera es la petición de Turiddu a su madre para que ayude a Santuzza en el caso de que él no volviese. Ante la preocupación de su madre por el tono sombrío de su hijo, Turiddu insiste con gran aflicción, como se percibe en ese "Un bacio, un bacio, mamma, un'altro bacio". Turiddu marcha hacia el duelo y muere. Un grito revela el fatal desenlace y una mujer anuncia la muerte  del joven ("Hanno ammazzato compare Turiddu" ...Han matado al compadre Turiddu) mientras que la orquesta culmina la ópera.

Para finalizar os dejo con Franco Zefirelli y su Cavalleria en película, interpretada por Plácido Domingo, Yelena Obraztsova, Renato Bruson, dirigido por Georges Prêtre y aquí os dejo el enlace de Kareol donde podréis seguir el libretto en vuestra audición.




El Rincón del SuekoEspero que este post haya sido de vuestro interés. Me encantaría, más que nunca, ver vuestras valoraciones y leer vuestros comentarios a través de las herramientas que este blog pone a vuestra disposición.

Muchísimas gracias a tod@s. ¡Salu2! :-)

#rincondelsueko en Twitter, Facebook, Flipboard y Google+


No hay comentarios:

Publicar un comentario