lunes, 3 de septiembre de 2018

El auditor interno ISO.

El Rincón del Sueko - #rincondelsuekoHola mis queridos lector@s de El Rincón del Sueko. Últimamente he desarrollado profesionalmente tareas de auditor interno ISO para lo que me tuve que certificar como tal. Hoy quisiera en este post hablar justamente sobre esta figura profesional.

Primero de todo, decir que la auditoría de calidad es una herramienta de gestión empleada por las organizaciones para evaluar la eficacia de su sistema de gestión de calidad conforme a los requisitos establecidos por la Norma ISO 9001:2015, con el objetivo de establecer y mejorar sus políticas, objetivos, estándares y otros requerimientos de calidad y lograr así la mejora continua.

Así pues, las auditorías de calidad ofrecen a las organizaciones confianza sobre la eficacia de su sistema de gestión y su capacidad para cumplir los requisitos del cliente.

ISO 19011 es una norma internacional desarrollada por la Organización Internacional de Normalización (ISO), que establece las directrices para la auditoría de los sistemas de gestión de la calidad. La última revisión de la norma fue en julio de 2018 (ISO 19011:2018).

Esta norma internacional proporciona orientación sobre la auditoría de los sistemas de gestión, incluyendo los principios de la auditoría, la gestión de un programa de auditoría y la realización de auditorías de sistemas de gestión, así como orientación sobre la evaluación de la competencia de los individuos que participan en el proceso de auditoría.

Competencia de los auditores.

La fiabilidad en el proceso de auditoría y la confianza en el mismo dependen de la competencia de aquellos que la llevan a cabo. Esta competencia se basa en la demostración de:

  • La aptitud para aplicar los conocimientos y habilidades adquiridos mediante la educación, la experiencia laboral, la formación como auditor y la experiencia en auditorías.
  • Las cualidades personales.
Formación y Experiencia de los Auditores.

Los auditores deberán tener la cualificación necesaria para llevar a cabo las auditorías de manera eficaz. Por ello, los candidatos a auditores deben estar en situación de demostrar su formación y experiencia en diferentes áreas de conocimiento.

Los auditores deberán tener:

  • Nivel educativo suficiente para adquirir los conocimientos y habilidades descritos.
  • Experiencia laboral que contribuya al desarrollo de los conocimientos y habilidades descritos.
  • Formación en materia de gestión de la calidad que permitan al auditor llevar a cabo el desarrollo correcto de la auditoría de un SGC.
  • Formación procesos, productos y servicios que permita comprender el contexto tecnológico en el que se está llevando a cabo la auditoría.
  • Formación como auditor que contribuya al desarrollo de los conocimientos y habilidades descritos. Esta formación podrá ser proporcionada por la propia organización a la que pertenece la persona o por una organización externa.

Es requisito básico para un auditor la independencia del auditor respecto a las actividades auditadas. La credibilidad del auditor se basa en que sea, y sea visto, como objetivo e independiente, para que la credibilidad de los resultados de la auditoría no se vea comprometida.

Esta independencia es particularmente crítica en la realización de auditorías internas de comprobación de la adecuación del sistema.

Auditoría: Principios y Generalidades

Por otro lado, las auditorías para evaluar la conformidad de las actividades realizadas en relación con la documentación del sistema sí pueden ser llevados a cabo por auditores propios de la empresa sin que se vea comprometida la condición de independencia, siempre y cuando esos auditores no estén directamente implicados en las actividades objeto de auditoría.

Asimismo, las auditorías internas son mucho más asequibles a todo tipo de empresas y cuentan con la ventaja de un mayor conocimiento del proceso productivo por parte del personal auditor. Todo ello puede conducir a un reducido tiempo de realización y, como consecuencia, a la posibilidad de llevarlas a cabo con frecuencia, de forma que el sistema de auditorías se acabe convirtiendo en un medio habitual y rutinario de supervisión y mejora.

Todo ello puede conducir a un reducido tiempo de realización y, como consecuencia, a la posibilidad de una elevada frecuencia, que acabará convirtiendo el sistema de auditorías en un medio habitual y rutinario de supervisión y mejora.

Podríamos resumir a la auditoría interna o auditoría de primera parte:
  • Auditoría realizada por la organización a sus propios sistemas y procedimientos. Sus objetivos son:
    • Asegurar que se cumplen los planes de gestión preestablecidos, y que el Sistema de Gestión, SGA, ha sido adecuadamente implantado y mantenido.
    • Informar a la dirección de la situación del SGA.

  • Realizadas por personal de la empresa, o subcontratado por la misma, pero siempre a iniciativa de la propia empresa y siguiendo su metodología.
  • En este tipo de auditorías, la figura del auditor, auditado y cliente pertenecen, o actúan, bajo las directrices de una misma empresa.

Para acabar el tema de hoy una webclass titulada: "Puntos claves para Auditar ISO 9001 2015".



El Rincón del Sueko - #rincondelsuekoEspero que este post haya sido de vuestro interés. Me encantaría, más que nunca, ver vuestras valoraciones y leer vuestros comentarios a través de las herramientas que este blog pone a vuestra disposición.
    Muchísimas gracias a tod@s. ¡Salu2! 👍

    #rincondelsueko en Twitter, Facebook, Flipboard y Google+

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario