domingo, 12 de febrero de 2017

Los Samurai.

Hola mis queridos lector@s de El Rincón del Sueko. Continuamente hablamos en este Rincón del Japón y de la mentalidad japonesa al tratar sobre el Kaizen. En muchas ocasiones cuando redacto las entradas suelo escuchar bandas sonoras y, muy especialmente una: "El último samurai" de Hans Zimmer.

Ambas cosas juntas me han hecho pensar en dedicar de nuevo un post al apartado Hobbies en el que vamos a hablar de samurais. Y es que el Japón actual y el Kaizen, no se entendería sin el código del honor propiamente Zen: el del samurai.

Los samurai, o bushi, escribieron una larga página en la historia de Japón, de la cual fueron protagonistas entre los siglos XII y XIX.

La figura del samurai, como aristócrata-guerrero, empieza a adquirir relevancia al instituirse el shogunato de los Kamakura: es, primero, un noble de provincia que escoge la carrera militar, sabe tirar con el arco y es hábil en el uso de la espada, cabalga diestramente y está acostumbrado a mandar. Los más ricos equipaban a sus corceles con magnificencia, lucían espléndidas armaduras y vistosa y colorida indumentaria; todos llevaban siempre dos espadas y se arreglaban los largos cabellos de un modo que a nosotros nos resulta extraño, pero que para ellos era sumamente simbólico.

Sus servicios eran frecuentemente solicitados por el shogun, requiriéndoles que restablecieran el orden o cumplieran funciones de policía: esto les permitió reclutar bandas armadas que los obedecían ciegamente. Se formaron verdaderos clanes y surgieron las familias militares más célebres: los Fujiwara, Taira y Minamoto.

Además del servicio militar, muy pronto se asignaron al samurai misiones civiles de control y gobierno: cuando el shogun les adjudicaba el territorio que debían administrar, se convertían en verdaderos señores feudales, en tanto que antes se parecían a los caballeros medievales, siempre listos a batirse por causas más o menos justas.

El samurai concedió importancia a la lealtad, el honor, el valor; en épocas de paz vivía sobriamente, conocía bien las armas, pero poco la filosofía y el arte; en la guerra, afrontaba temerariamente al enemigo, cuerpo a cuerpo, sabía obedecer y morir por su señor. Despreciaba la vida cortesana y refinada; para salvar su honor o rebelarse contra su superior se infería la muerte, haciéndose el seppuku o sea, cortándose las visceras de un tajo.

A continuación, y para ilustrar un poco el tema, un par de vídos muy interesantes: un primer vídeo titulado "el camino del Samurai"  y, el segundo, "Japón. Los Samuráis"

El camino del Samurai
Japón. Los samuráis

En el siglo XVI, a raíz de una distinta organización del ejército y al uso del arcabuz , el bushi desapareció para convertirse en capitán de una sección de soldados de infantería, armados de mosquetes. Durante la gran paz Tocukawa volvió a cambiar una vez más el papel del samurai: éste pasó a ser un burócrata hábil y honesto; la posibilidad de estudiar lo convirtió en persona culta; su comportamiento se inspiró en el confuncainismo, que predicando "el camino de los samurais", convenció a los feroces guerreros de que su misión administrativa era un deber moral. Así comenzó la inevitable agonía de esta casta: en 1871 se decretó la abolición de las clases sociales y los samurai recibieron una pensión del gobierno, pero se les prohibió llevar espada.


El último samurai: la historia verdadera.

Sólo un grupo de ellos intentó rebelarse: los guió Saigo Takamori, el poderoso señor feudal de los Satsuma que había creado escuelas privadas militares, formadas por ex samurais decididos a combatir contra el gobierno. En 1877, el ejército regular se empeñó durante seis meses en el conflicto Seinan y penosamente logró sofocar el levantamiento. Saigo se suicidó: los rebeldes fueron muertos. Había concluido la leyenda épica de los samurais.

Las siete virtudes del Bushidō, el código de honor japonés.

El Bushidō es un código ético estricto y particular al que muchos samurái (o bushi) entregaban sus vidas, que exigía lealtad y honor hasta la muerte. Si un samurái fallaba en mantener su honor, podía recobrarlo practicando el seppuku (suicidio ritual). Se dice que desde pequeño, el bushidō era inculcado a los japoneses de la clase dirigente incluso antes de despegarse del pecho de la madre.

En su forma original, se reconocen en el bushidō siete virtudes asociadas:

義 Gi - Rectitud (decisiones correctas)
Sé honrado en tus tratos con todo el mundo. Cree en la justicia, pero no en la que emana de los demás, sino en la tuya propia. Para un auténtico samurái no existen las tonalidades de gris en lo que se refiere a honradez y justicia. Sólo existe lo correcto y lo incorrecto.

勇 Yuu - Coraje
Álzate sobre las masas de gente que temen actuar. Ocultarse como una tortuga en su caparazón no es vivir. Un samurái debe tener valor heroico. Es absolutamente arriesgado. Es peligroso. Es vivir la vida de forma plena, completa, maravillosa. El coraje heroico no es ciego. Es inteligente y fuerte. Reemplaza el miedo por el respeto y la precaución.

仁 Jin - Benevolencia
Mediante el entrenamiento intenso el samurái se convierte en rápido y fuerte. No es como el resto de los hombres. Desarrolla un poder que debe ser usado en bien de todos. Tiene compasión. Ayuda a sus compañeros en cualquier oportunidad. Si la oportunidad no surge, se sale de su camino para encontrarla.

]礼 Rei - Respeto
Los samurái no tienen motivos para ser crueles. No necesitan demostrar su fuerza. Un samurái es cortés incluso con sus enemigos. Sin esta muestra directa de respeto no somos mejores que los animales. Un samurái recibe respeto no solo por su fiereza en la batalla, sino también por su manera de tratar a los demás. La auténtica fuerza interior del samurái se vuelve evidente en tiempos de apuros.



誠 Makoto - Honestidad, Sinceridad absoluta
Cuando un samurái dice que hará algo, es como si ya estuviera hecho. Nada en esta tierra lo detendrá en la realización de lo que ha dicho que hará. No ha de "dar su palabra" no ha de "prometer" el simple hecho de hablar ha puesto en movimiento el acto de hacer. Hablar y hacer son la misma acción.

名誉「名譽」Meiyo - Honor
El auténtico samurái solo tiene un juez de su propio honor, y es él mismo. Las decisiones que toma y cómo las lleva a cabo son un reflejo de quién es en realidad. No puede ocultarse de sí.

忠 Chuu - Lealtad
Haber hecho o dicho "algo", significa que ese "algo" le pertenece. Es responsable de ello y de todas las consecuencias que le sigan. Un samurái es intensamente leal a aquellos bajo su cuidado. Para aquellos de los que es responsable, permanece fieramente fiel. Para el guerrero, las palabras de un hombre son como sus huellas: puedes seguirlas donde quiera que él vaya.

La Katana del Samurai.

La Katana nació en el periodo Kamakura (1185-1332) según unas versiones o en la era era Nanpokucho (1334-1393) según otras. Un factor importante en la aparición de la Katana fue el traslado de la capital del Imperio desde Kioto a Kamakura. Los contactos comerciales con China aumentaron favoreciendo la innovación en las técnicas de forja en Japón. La artesanía de la espada gozó de un periodo de esplendor gracias a grandes maestros de la forja como Masamune, también llamado Goro Nyudo, quien perfeccionó la Katana introduciendo la técnica de forja denominada "Shosu". Esta técnica combinaba el acero blando y el acero duro logrando así una Katana que no se dobla, ni se parte y con un filo lo bastante fuerte como para cortar la armadura. Masamune llegó a fabricar hojas de Katanas que todavía en la actualidad son consideradas como las mejores del país.

El proceso de fabricación de la Katana es largo, complejo y está marcado por un fuerte componente simbólico. Los artesanos eran alquimistas que gracias a la experiencia lograron conocer los secretos del metal transmitiéndolos de generación en generación. El herrero rezaba una oración a Buda antes de comenzar a crear la espada, algo que demuestra la espiritualidad que rodeaba a todo el proceso de forja.

Por último, y para finalizar, vamos a ver un interesantísimo vídeo titulado "Samurais, cazadores de cabezas".



Espero que este post haya sido de vuestro interés. Me encantaría, más que nunca, ver vuestras valoraciones y leer vuestros comentarios a través de las herramientas que este blog pone a vuestra disposición.
    Muchísimas gracias a tod@s. ¡Salu2! 👍

    #rincondelsueko en Twitter, Facebook, Flipboard y Google+

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario